Autor Tema: Tu boda: SENCILLAmente Inolvidable  (Leído 3055 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

callan541

  • Visitante
Tu boda: SENCILLAmente Inolvidable
« : junio 18, 2012, 01:53:44 pm »
Ninguna mujer se imagina reduciendo gastos, recortando la lista de invitados y eliminando arreglos florales para el día de su boda, por el contrario, desde niñas soñamos con una Boda de Princesas: En una gran iglesia, con un vestido de cola larga, rodeadas de todas las personas que conocemos, con una recepción en un elegante gran salón hermosamente iluminado. Lamentablemente, la realidad es otra y no todas tendremos éxito en lograr ese sueño de tener una Boda Real, ya sea por cuestiones financieras o por razones de otra índole, en algunos casos llegará el momento de empezar a pensar en una boda sencilla. Y es verdad, esta idea aterroriza, pero, ¡ARRIBA ESE ÁNIMO!, nadie ha dicho que una ceremonia menos ostentosa no pueda ser tan especial e inolvidable como cualquier otra.
Consejos para economizar:
•    Resta una hora, tus invitados no notarán que tu boda duro cuatro horas en lugar de cinco pero tu bolsillo si verá la diferencia.
•    Planifica la lista de invitados, mientras más sean agregados a última hora, más tendrás que pagar por ellos.
•    No le temas a una boda casual, no hay que ser ostentosos para ser elegantes, ni una boda muy linda es sinónimo de derroche.
•    Busca una fecha en el calendario que no sean tan solicitada por las novias.
•    Agrega el romance reduciendo la intensidad de las luces, coloca velas y tendrás un ambiente romántico y económicamente amigable.

Existen miles de trucos disponibles para quienes planifican unas nupcias sencillas y para hacértelo más fácil recurrimos a nuestra querida amiga María Inés Izquierdo, experta en organización y decoración de eventos, quien nos dio excelentes consejos para mantener esa ceremonia humildemente glamorosa, así que no desesperes y empieza a tomar nota.
¿Cuál es la locación perfecta para realizar una boda sencilla pero elegante?
La nueva tendencia son los matrimonios en las casas, esto se debe a que las recepciones en las casas siempre son más personales e íntimas. Sin embargo, la logística que conlleva realizar un matrimonio en una casa es bien complicada. Hay que tomar en cuenta el gasto adicional del toldo, el transporte de los mesoneros, la seguridad y logística para estacionar los carros, entre otros detalles importantes. Mi recomendación es buscar la mejor opción entre los salones de fiesta disponibles o de locales pequeños que se alquilan con esta finalidad. Al principio, puede parecer excesivo el gasto por el alquiler del local, pero se está pagando también la infraestructura del sitio, así como los servicios que ofrece, como el estacionamiento y las áreas techadas. Si se compara este gasto inicial con el alquiler del toldo o la tarima, la seguridad para los invitados, el traslado de los mesoneros, etc., generalmente sale mejor ese único gasto. Además, finalizado el evento, la novia y sus familiares no tienen que estar pendientes del desmontaje o de los posibles daños ocasionados a las casas. Un gasto adicional que no se toma en cuenta en los presupuestos es la recuperación del jardín que sufre muchísimo debido a la instalación de los toldos o tarimas, los tacones y la lluvia, si es el caso. Por ende, lo mejor es ubicar un salón de fiesta o un local que cumpla con las exigencias de la novia y le brinde estas comodidades en un presupuesto conjunto. Lo importante es ahorrarse dolores de cabeza y gastos innecesarios en logísticas complicadas para poder disfrutar al máximo de ese día tan especial.
¿Qué elementos pueden pasarse por alto para abaratar los costos de la boda?
Existen muchísimos elementos que se pueden obviar sin que se pierda la esencia y la elegancia del evento. Actualmente, hay una tendencia de colocar una torta y además una mesa de dulces. En mi opinión, con uno de los dos elementos basta. Me gustan más las mesas de dulces ya que ofrecen más variedad y son más delicadas. La torta, aunque es un clásico, ha perdido protagonismo y la mayoría de los invitados ni la prueba. Además de que la foto de los novios con la torta me parece un poco cursi y anticuada.
Otro elemento en el que se pueden reducir costos son las invitaciones. Escoger cartulina reciclada es la opción más inteligente y económica y además la novia puede sentirse bien por ayudar al medio ambiente.
En tercer lugar, les aconsejo a las novias que le pregunten a su decorador o florista cuáles son las flores que están en temporada y que no deban ser importadas. Es un dato importantísimo debido a que si son más fáciles de conseguir, el precio se reduce y se puede utilizar más cantidad sin que esto represente un gasto excesivo. Así mismo, vale la pena replantearse la decoración de la iglesia. En tal sentido, es bueno enfocarse en la decoración del altar y el área inmediata donde van a estar ubicados los novios en lugar de decorar toda la iglesia. Esto ayuda a la novia a evitar gastos en la decoración de los bancos, por ejemplo, sin que pierda elegancia el matrimonio.
¿Cuáles son los elementos decorativos que no pueden faltar para lograr una decoración sencilla pero impactante?
El elemento decorativo más importante para lograr que una boda sencilla sea impactante es la iluminación, particularmente la iluminación con velas. Estas son imprescindibles en cualquier celebración debido a la luz cálida que emanan y a su costo accesible. La iluminación hace o deshace cualquier matrimonio, sin importar su tamaño. Mi consejo para aquellas novias que quieren realizar un matrimonio sencillo es concentrarse en la iluminación. Las velas crean ambientes “a media luz”, más íntimo y acogedor, hacen que los invitados se sientan más a gusto para comenzar a bailar y a divertirse. Las velas son tan nobles y versátiles que realzan y complementan los demás elementos decorativos manteniendo un costo accesible.
¿Cuál es el número máximo de invitados cuando se habla de una boda sencilla?
El número máximo de personas para lograr una boda sencilla debe limitarse a  100 invitados. Es precisamente este control lo que va a reflejar cambios favorables en los presupuestos: ¡La incidencia es inmediata! Con un número controlado de invitados  se reduce el mobiliario, los centros de mesa, la comida y la bebida.
Además se logra una recepción más íntima y exclusiva. Los novios se obligan a invitar a sus relaciones más allegadas que estarán allí para celebrar esta nueva etapa en la vida de los recién casados y de esto es precisamente de lo que se trata.
¿Una boda durante el día puede ser elegante y además es una opción para reducir gastos?
Las bodas durante el día pueden ser muy elegantes, además de ser más originales que las clásicas recepciones nocturnas. Estas permiten utilizar elementos decorativos más versátiles, divertidos y coloridos. Sin embargo, no representan una opción más económica a menos que se tenga una hora pautada para el final del evento. Se corre el riesgo de que la recepción se extienda hasta altas horas de la noche, aumentando la cantidad de bebida y comida que consumen los invitados. En  algunos casos, hasta se pagan las horas extras de los mesoneros, discplay y la orquesta (Y debido a como somos los venezolanos, ¡estas bodas tienden a extenderse!).
Y una boda de noche, ¿puede ser sencilla? ¿Cómo lograrlo?
Las recepciones de noche representan el clásico de las bodas venezolanas, y sí pueden ser sencillas y elegantes. Es importante recalcar que a veces, menos es más. En cuanto a la decoración, para lograr algo elegante y sencillo, vale la pena concentrarse en un elemento decorativo importante que realce lo demás. Podría ser un lounge o un arreglo que sea el foco de atención. Lo importante es no recargar el sitio para que los diferentes elementos no compitan entre sí.


¿Qué ventajas ofrece organizar una boda sencilla?
Las bodas sencillas son más íntimas. Dejan de ser la gran producción y vuelven a lo esencial: Celebrar  -con los seres más queridos- el vínculo y el compromiso que adquiere la nueva pareja.
¿Después de leer las palabras de nuestra experta te quedó alguna duda? ¡Imposible!, una boda sencilla puede dar tanto de que hablar y ser tan imponente como una super glamorosa. Así que no te compliques la vida y deja que TÚ Y TU PAREJA sean el centro de atención, porque todo lo demás es opcional.
A la hora de la verdad qué es lo más importante: ¿impresionar a todos con una tremenda fiesta de bodas? o ¿unirte a la persona que amas y compartir ese momento con los seres especiales en sus vidas?

Agradecimiento a:
María Inés Izquierdo de BARANKA Decoraciones
Facebook: Baranka Deco
Twitter: @Baranka_Eventos
 
Yannmaris Zambrano E.

Amapolis

  • Visitante
Re:Tu boda: SENCILLAmente Inolvidable
« Respuesta #1 : junio 18, 2012, 06:13:13 pm »
interesante,  adiós Torta :)

callan541

  • Visitante
Re:Tu boda: SENCILLAmente Inolvidable
« Respuesta #2 : junio 19, 2012, 12:03:24 pm »
El vestido, el banquete, los regalitos… para organizar una boda hay que contar con un gran presupuesto ¿o no? Sigue nuestros trucos y verás que tu boda puede costar menos de lo que imaginas.
El mundo de las bodas está cambiando, tanto que ahora es posible celebrar bodas con casi cualquier presupuesto. Hoy os traemos algunos trucos que te permitirán celebrar tu boda con un presupuesto ajustado.

Alquilar el vestido de novia, una opción para abaratar costes

Una boda es sobre todo una experiencia inolvidable para compartir con tu pareja; un día para ser felices, y para hacer felices a familiares y amigos. Teniendo esto claro, el "cómo" deja de ser tan importante. Y si, por lo que sea, no puedes permitirte comprar el vestido de bodas de tus sueños, pero además no quieres cambiarlo por otro más barato y renunciar así a llevarlo el día de tu boda, entonces tienes claro que el alquiler del vestido va contigo.

Los vestidos de novia son prendas de fiesta realizadas con los mejores tejidos y tras procesos de confección de mucha calidad, y eso se traduce en un precio muy superior a cualquier prenda de ropa. Precio que además incrementará considerablemente en función de la casa o firma que haya los diseñe. Esto es extensible también a los complementos: zapatos, velo, torera... Teniendo en cuenta que sólo nos lo pondremos una vez, es para pensárselo.


Hay dos tipos de alquiler de vestido de novia: el alquiler de segunda puesta (el más habitual; eliges un vestido de entre un stock de trajes ya usados), o el alquiler de estreno (más caro que el de segunda puesta, en el que te hacen el vestido a medida y a tu gusto, pero tras la boda debes devolverlo a la tienda).


En el alquiler del vestido interviene no sólo el precio del vestido, sino una cantidad que va destinada a la limpieza, otra destinada a los ajustes que sean necesarios realizar en el vestido para que te quede perfecto, así como un pequeño seguro, por si existe cualquier problema. En general, alquilar un vestido puede salirte desde 200 euros a 800, dependiendo del modelo. Los más caros suelen ser modelos de colecciones de la temporada correspondiente.

Lo más importante a la hora de elegir un vestido de novia de alquiler es probarte los modelos que más te gusten (acompañada de alguien de muchísima confianza y gusto) y que elijas el que mejor te siente, sacrificando quizá el que más te guste. Es importante que vayas a una tienda de confianza y especializada, porque tendrán muchos más modelos y evitarás sorpresas.

Una vez tengas decidido el vestido, revísalo a concienca, es muy importante que te asegures que absolutamente hasta la última costura esta en perfectas condiciones para evitar sustos el día de la boda. Y por supuesto, haz que te adapten perfectamente el vestido. Si quieres que el ahorro sea completo, alquila el lote completo: can can, zapatos, guantes, corsé...

Para evitar problemas, asegúrate de que tendrás el vestido como mínimo tres días antes de la boda, y pregunta qué ocurriría si por accidente se produjese algún desperfecto. Lo mejor es escoger el vestido de alquile unos cinco o seis meses antes de la boda, y firmar un contrato de alquiler.

 
Alquilar el vestido de novia es la mejor opción para todas aquellas personas para las que creen que, por sostenibilidad y ecología, no es bueno comprar cosas que luego prácticamente no vas a utilizar. Y aunque hace ilusión guardarlo y tenerlo para toda la vida, quizá eso no justifica el hecho de adquirirlo para todas las novias.